Un ciberataque paralizó las redes de por lo menos 200 compañías estadounidenses el viernes, de acuerdo con un investigador de ciberseguridad cuya compañía estaba respondiendo al incidente.

Revil, un grupo de hackers de habla rusa que ha perpetrado extorsiones con ransomware, parece estar detrás del ataque, dijo John Hammond, de la empresa de seguridad Huntress Labs. Comentó que los delincuentes atacaron a un proveedor de software llamado Kaseya, utilizando su paquete de administración de redes como conducto para propagar el software malicioso a través de los proveedores de servicios en la nube. Otros investigadores estuvieron de acuerdo con la valoración de Hammond.

“Kaseya maneja desde grandes compañías hasta pequeñas empresas a nivel internacional, así que, en última instancia, esto tiene el potencial de extenderse a cualquier tamaño o escala de negocio”, señaló Hammond en un mensaje directo enviado por Twitter. “Este es un ataque tercerizado colosal y devastador”, añadió.

Ese tipo de ciberataques tercerizados (o de cadena de suministro) generalmente se infiltran en softwares utilizados ampliamente y propagan códigos maliciosos, o malware, a medida que se actualizan automáticamente.