Para realizar la compra de la refinería Deer Park que se encuentra ubicada en Texas, en Estados Unidos, se necesitan al menos nueve dependencias de alto nivel que conforman el Comité para el Control de las Inversiones Extranjeras (CFIUS) mismo que debe avalar la oferta que hizo Petróleos Mexicanos (Pemex) a Shell Oil Company.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, mencionó que se tiene un acuerdo ya firmado por la compra de la refinería de Deer Park por 596 millones de dólares.

El congresista de Texas, Brian Bañón, cuestionó dicha compra en una carta enviada al comité de inversiones de su país para frenar la operación, al considerar que Pemex carece de la experiencia gerencial o técnica para operar la refinería sin riesgos, considerando que esta propuesta es un serio riesgo ambiental, de salud y de seguridad económica para los ciudadanos de Texas.

Babin recordó que el historial comercial de Pemex es pésimo, toda vez que incumplió un contrato de 230 millones de dólares con Loadmaster Universal Rigs, para luego oponerse a un arbitraje de “buena fe”, poniendo en peligro los medios de vida de más de dos mil ciudadanos.