Una numerosa familia de jabalíes también decidió disfrutar de los placeres veraniegos y abrirse un espacio entre los bañistas, sacando a pasear a sus 10 descendientes por la playa del mar Báltico en Mielno, Polonia.

A juzgar por los videos del lugar, los huéspedes salvajes fueron respetuosos con la gente que estaba descansando y mojaron sus pezuñas en el agua sin interrumpir el descanso de los demás.