Durante la madrugada del 12 de junio, un conductor arrolló a dos jovencitas en calles de la alcaldía Iztacalco, en la Ciudad de México, y presunto responsable fue identificado como Diego “H”.  Según versiones el joven bebió de más en una fiesta, por lo cual lo echaron y en represalia agredió a las mujeres.

Ante este caso, Pedro Carrizales, mejor conocido como “El Mijis” ofreció una recompensa de 50 mil pesos a quien aporte información útil para la localización de Diego.

“Ofrezco $50,000 al que informe a las autoridades la ubicación del hijo de la chingada de este video. Si alguien tiene su identidad y localización avise a las autoridades y escríbame DM para pagarles”, se lee en la publicación realizada a través de Twitter.

Además, el legislador morenista pidió compartir la publicación de la recompensa.

Cabe señalar que debido a que la grabación se hizo viral, usuarios y autoridades de la Ciudad de México, se dieron a la tarea de buscar e identificar al agresor Diego “H” quien, con base en información del reportero Carlos Jiménez se encuentra prófugo y la casa donde vivía con su madre está vacía desde el sábado.

Tras los hechos, se supo que las víctimas fueron trasladadas al hospital Xoco dónde se les reportó con lesiones de gravedad, e incluso, usuarios de redes, señalaron que una de las mujeres atropelladas habría perdido una oreja y tendría daños cerebrales tras ser arrastrada por alrededor de cuatro cuadras.

No obstante, el padre de Polly, Fernando Olivares, relató cómo su hija quedó atrapada entre las llantas del auto, por lo que fue arrastrada varias calles, lo que “le ocasionó quemaduras de tercer grado en uno de sus pechos, el estómago; tiene los brazos rotos, fractura de cráneo” y se encuentra en terapia intensiva.

Por su parte, Casandra Olivares, hermana de Polly, dijo que, “este mono arrolla con alevosía y ventaja a Fer Cuadra y mi hermana”, debido a que su hermana salió a calmar el problema y “este tipo con alevosía y ventaja les avienta el carro”.

La familia de Polly argumentó que no ha recibido la atención necesaria por parte de las autoridades y manifestó su temor de que Diego “H” se fugue y no pague por sus actos, ya que “no querían abrir carpeta de investigación; supuestamente ya había una orden de aprehensión, pero nunca nos mostraron un papel en físico” mencionó Casandra Olivares.

Por su parte Fernando Olivares exigió justicia para su hija y “todas las mujeres que están en ese trance” de violencia. Adicionalmente se desmintió que el agresor forme parte de alguna institución militar, como se llegó a especular en redes sociales.