Goldman Sachs, banco estadounidense solicitó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el pago de un adeudo por 400 millones de dólares por una transacción de gas natural en febrero pasado, a causa de una tormenta invernal que azotó a Texas e impactó las importaciones, lo que ha derivado en un litigio internacional.

La escasez de gas disparó los precios del combustible, lo que benefició a algunas empresas, de acuerdo con la agencia, sin embargo, su capacidad de cobro depende de lo que suceda con los proveedores de gas, los generadores de energía y los clientes de servicios públicos, algunos de los cuales han presentado demandas por aumento de precios.

El banco indicó que este pago podría venir de los hogares mexicanos, afectados por la tormenta invernal tras el corte de suministro de gas desde Texas. Si el enfrentamiento continúa, corre el riesgo de arrastrar al banco a una conflicto político.

Por su parte, sin dar más detalle la CFE dijo que tiene argumentos sólidos y suficientes para verse favorecida en el fallo.