• De acuerdo a una investigación, son aproximadamente un tercio de los usuarios los que comparten las contraseñas de sus cuentas.

Desde el mes de marzo la plataforma de streaming está probando nuevas funciones para limitar el uso compartido de contraseñas, pidiéndole a cada usuario que quiera entrar a una misma cuenta, un código enviado al propietario de la misma, a través de un correo electrónico o mensaje de texto, similar a cómo funciona el doble factor de autenticación.

En 2016, el CEO de la compañía Reed Hastings, declaro que el hecho de que los usuarios compartieran la información de sus cuentas era un obstáculo menor con el que tenían que “aprender a vivir”.

De igual forma meses atrás durante una entrevista con CNBB, Hastings señalo que “El uso compartido de contraseñas es algo con lo que tienes que aprender a vivir, porque hay mucho uso compartido de contraseñas legítimo, como compartir con tu cónyuge, con tus hijos… así que no hay una línea clara”.

Cabe aclarar que la empresa nunca ha decidido tomar medidas drásticas sobre sus clientes en este tema. A pesar de que Netflix ha subido regularmente sus precios, ese golpe podía amortiguarse al tener la posibilidad de compartir contraseñas con una misma cuenta.