El costo de lidiar con el cambio climático es “enorme” y los inversionistas privados tendrán que incrementar el financiamiento de la energía renovable y otras innovaciones para la economía estadounidense, aseguró el miércoles la secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

Un día antes de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, realice una cumbre climática virtual con 40 líderes mundiales en el Día de la Tierra, Yellen habló con un grupo bancario internacional para desarrollar el enfoque de la administración sobre el “riesgo existencial”.

“Después de permanecer al margen durante cuatro años, el gobierno de Estados Unidos está totalmente comprometido con volver a unirse a la lucha contra el cambio climático”, destacó en un discurso ante el Instituto de Finanzas Internacionales.

Cumplir con los objetivos del Acuerdo climático de París “requerirá una acción audaz y urgente, nada menos que transformar sectores importantes de la economía global, especialmente cuando se trata de cómo generamos energía y transportamos personas y bienes”.

En ese sentido, citó una estimación que dice que el precio para hacer que la economía de Estados Unidos sea neutral en emisiones de carbono es de 2.5 billones de dólares, y mientras el plan de infraestructura y empleos de 2 billones propuesto por Biden proporciona inversiones críticas, “cumplir con el costo total durante los próximos 10 años requerirá sustancialmente más”.

“El capital privado deberá cubrir la mayor parte de ese vacío”, dijo.

El emisario de Estados Unidos para el clima, John Kerry, afirmó el miércoles más temprano que la financiación privada es el “único lugar” donde encontrar los recursos y la tecnología necesarios para reducir las emisiones.

Funcionarios del gobierno dijeron que Biden anunciaría el jueves un nuevo y ambicioso objetivo de Estados Unidos para reducir drásticamente las emisiones que causan el cambio climático durante la próxima década, y exhortaría a los líderes mundiales para que hagan lo mismo.