Por: Antonio De Marcelo Esquivel / De Reporteros

Si el Tribunal Federal Electoral mantiene su postura Institucional y como garante de la limpieza en los comicios, llamados “los más grandes de la historia”, este fin de semana se debe confirmar que Félix Salgado Macedonio no será candidato de Morena a la gubernatura del estado de Guerrero, a la par está el nombre de Alberto López Rosas para pelear esa posición, en uno de los estados más pobres del país.

Y es que el ex alcalde de Acapulco conoce como nadie la geografía guerrerense y la problemática que enfrenta cada municipio estatal, zonas empobrecidas no históricamente, sino por obra del retiro de empresas locales y servicios como el ferrocarril, que si bien no es la modernidad que necesita Guerrero, si podría ser la diferencia entre la realidad que viven miles de oriundos del estado, y un futuro con menos pobreza.

Una cosa que no podría ocurrir, es que Guerrero se quedara sin candidato como algunos prevén, sin embargo, los tiempos electorales avanzan y mientras otros candidatos ya hacen campaña, “El Toro” Salgado Macedonio interpuso un nuevo recurso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, luego que el INE confirmó el retiro de la candidatura por no haber presentado su reporte de gastos de precampaña.

El TEPJF fue claro al indicar al INE que debía individualizar las sanciones y en su caso modificarlas; la respuesta del INE fue confirmar el retiro y negación del registro como candidato a la gubernatura, y lo mismo sucedió a unos 200 aspirantes, pese a que argumentaron que el partido no había abierto un pre-registro y por tanto no eran precandidatos, aunque se confirmó que hubo precampaña y por consiguiente gastos.

Incluso, el partido fue multado con alrededor de seis millones de pesos.

Ante dicho escenario las opciones para lanzar una candidatura por Guerrero se agotaron, cuando Amilcar Sandoval va por una diputación y claro no puede buscar dos posturas de elección popular.

Adela Román, Luis Walton y otros, quedan fuera con lo que Alberto López Rosas avanza como la única opción, según fuentes morenistas del estado, que le otorgan el relevo al ex alcalde de Acapulco.

Y es que López Rosas conoció de cerca la administración al haber ocupado la alcaldía del puerto entre 2002 y 2005, fue diputado federal y primer secretario del Trabajo.

Litigante para ganarse la vida, Alberto López Rosas cuenta con una idea muy clara en temas de seguridad para el estado, que conoció cuando fue Procurador de Justicia.

Son sólo tres días para que termine esta semana y en ellos podría decidirse al “Gallo” para iniciar, aunque tarde, la campaña en que Morena peleará la gubernatura de Guerrero. La moneda está en el aire.

 

Guerrero tiene gallo para la gubernatura en Alberto López Rosas