Productores advirtieron que el precio de la tortilla podría sufrir un incremento durante las próximas semanas; lo que haría que el kilo costara hasta 24 pesos.

Debido a la pandemia de COVID-19, los productores explicaron que el costo de los principales insumos para la elaboración de la tortilla aumentaron en más del 40 por ciento.

Sin embargo, la razón principal de este aumento es que las grandes comercializadoras están acaparando el maíz, aseguró el Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana y la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas (CNIPMT)

Además, señalaron que Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) incumplió su compromiso de vender directamente el grano a los productores, por lo que si el gobierno no toma cartas en el asunto el aumento será ineludible.

Sergio Jarquín Muñiz, presidente del Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana, explicó que el precio del kilogramo de tortilla debería estar en 20 pesos, pero para no afectar la economía de las familias esto no se ha cumplido.

Por su parte, Rubén Montalvo Morales, de la Cámara Nacional lamentó que aunque se han llevado a cabo reuniones con Segalmex y las Secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural ninguna dependencia haya cumplido su compromiso.

El precio promedio de la tortilla a nivel nacional ronda los 16 pesos por kilo; No obstante, dependiendo de la zona geográfica el costo varia.

En Guerrero el precio por kilo oscila entre los 21 y los 23 pesos, mientras que en el Estado de México el precio promedio es de 18 pesos y en los demás estados de la República el costo varia, pero en ningún sitio alcanza los 24 pesos.

Los aumentos en el precio del maíz y la harina, así como en el litro de gas y gasolinas, han propiciado que, durante el primer trimestre del año, el costo del kilo de tortilla haya aumentado.