El ITESO llevó a cabo el primer debate entre candidatos a la presidencia municipal de Zapopan, Jalisco donde se abordaron temas relacionados con la inseguridad, el desabasto de agua, el apoyo a empresarios afectados por la pandemia y hasta la reducción salarial para el presidente municipal.

Al hablar de inseguridad, Miguel Ángel Arellano, candidato del Partido del Trabajo planteó “atacar primero las raíces del problema, intervenir las colonias donde se originan conductas antisociales” y propuso construir unidades habitacionales como las que tiene el Ejército y la Guardia Nacional, donde las familias de los policías municipales estén resguardadas.

“Tenemos que trabajar en la prevención del delito, en tener más capacitados a los elementos de la policía y certificar la Academia de Policía, que no cumple con los estándares que marca la normativa”, agregó Omar Borboa, candidato del PAN, quien propuso además la creación de Escuelas de Oficios y apoyos de seis meses sin pago de licencia municipal a emprendedores.

En el mismo sentido de formación de oficios, Ramón Reyes García, candidato del Partido Encuentro Solidario señaló que, en vez de casas de campaña, abrió casas de capacitación familiar para que los jóvenes adquieran habilidades y fue reiterativo en que el partido que representa “no va a permitir que se instale el aborto, ni en Zapopan, ni en Jalisco, estamos a favor de la vida desde la concepción”.

Sobre la escasez de agua en la ciudad, Francisco Javier Velasco, candidato del PRD señaló que las pipas “son un parche” y planteó una red de captación de agua pluvial, con la instalación de colectores que permitan abastecer las zonas más marginadas, así como cero licencias para construcción de fraccionamientos sin que tengan cisternas para abastecer de agua a sus habitantes.

En ese tema de limitar la construcción de viviendas en zonas sin servicios básicos, estuvieron de acuerdo Salvador Cosío, candidato del Partido Verde Ecologista de México y Alberto Uribe Camacho, de Morena.

“Se requiere una sanción férrea a quienes construyan en zonas prohibidas, destrucción de esas obras, cárcel a quienes incumplan con las normas… En La Primavera la solución es expropiar”, dijo Cosío Gaona, quien sugirió además que todos los aspirantes se sometan a un examen antidoping y de detección de mentiras, pero su propuesta no tuvo eco; mientras que Uribe Camacho agregó que se fortalecerán las zonas de recarga acuífera y aplicarán veda en los lugares donde no hay agua. “No van a construir una vivienda más”, afirmó el ex alcalde de Tlajomulco.

Juan José Frangie, el partido Movimiento Ciudadano dedicó su participación a hablar sobre el gobierno al que perteneció como jefe de Gabinete por casi dos trienios y fueron pocas sus propuestas como candidato, aunque sí afirmó que “Zapopan no se va a arreglar en tres años, ni en seis, Zapopan se va a arreglar en veinte años mínimo, porque es una ciudad donde por 50 años los gobernantes no voltearon a ver las colonias que hoy vemos”

La única candidata mujer presente en el encuentro fue María Gómez Rueda, de Hagamos, quien explicó que buscará mayores facilidades para que los jóvenes y las mujeres obtengan empleo, “porque una de las cosas que me he encontrado en campaña, es que hay muchísimas mujeres en el negocio informal, que están sosteniendo la economía”.

Por su parte, Pedro Kumamoto, candidato del partido Futuro expuso que “se acabará el diezmo, se acabará la compra al compadre de Obras Públicas en proveeduría, este significa piso parejo para la competencia y la participación en la obra pública”.

El candidato del partido Somos, José Alberto Martínez propuso “que por respeto mínimo a la dignidad de los que menos ganan, viven en la extrema pobreza y mal comen al día, nos reduzcamos al 50% el salario, como un acto de congruencia”, sin embargo, su propuesta fue ignorada.