Trabajar en conjunto con agrupaciones que atiendan discapacidades neurodiversas mediante la creación de infraestructuras propicias, para que la población que presenta una condición especial se desarrolle en una ambiente adecuado que le permita insertarse en la sociedad, prometió Alfonso Durazo Montaño a representantes de estas organizaciones.

Sin comprometerse a una acción específica, el candidato a la gubernatura de Sonora por la alianza Morena-PVEM-PT-Panal, escuchó a las y los representantes de asociaciones que atienden a personas con Síndrome de Down, autismo y parálisis cerebral, entre otros trastornos, quienes le plantearon las necesidades que en la actualidad enfrentan niñas, niños, adolescentes y adultos para desarrollarse en un entorno libre de discriminación.

En un restaurante de la ciudad, Ener Garden Enríquez, representante de la agrupación Síndrome de Down Hermosillo, solicitó al candidato a la gubernatura estatal por la alianza “Juntos Haremos Historia en Sonora”, terapias especiales desde el nacimiento para niñas, niños y adolescentes con esta condición, para que puedan hablar, caminar y cursar una educación como cualquier otra persona.

“Un punto importante es que necesitan desde el nacimiento terapias especiales… ellos tienen que ir a los CAM (centros de atención múltiple), entonces para la inclusión laboral es la apertura de espacios para que personas adultas con Síndrome de Down se inserten laboralmente mediante estímulos fiscales a las empresas que se los proporcione”, detalló.

Areli Palafox, representante de la asociación civil Autismo Sonora, pidió a Durazo Montaño crear un centro para atender a jóvenes y adultos con autismo.

“Salen del Ciden (Centro Infantil para el Desarrollo Neuroconductual) y después de los 11 años ya no hay un centro especializado en autismo. Muchos jóvenes quedan expuestos, no hay escuelas, ni nada para después que salen de ciden, no hay terapias”, abundó Areli.

Octavio González, quien no especificó su cargo, le solicitó a Durazo Montaño construir un Centro Paralímpico para personas con diversas discapacidades y condiciones, pues urgen apoyos para su inclusión en el deporte.

“En Sonora, Durazo, no existe el concepto Centro Paralímpico, en todo el país, en los estados donde hemos participado en eventos deportivos, hay centros paralímpicos del DIF, de institutos del Deporte, incluyendo a Colima, un estado muy pequeño. Hemos notado que la cultura de la discapacidad es apremiante, muy sensible, en cambio en Sonora se nos ha relegado en el medio deportivo para todos nuestros muchachos que nos representan en diferentes partes y que realmente no encuentran ni becas, ni oportunidades ni espacios seguros para el deporte”, expresó Octavio González.