La presa Miguel Alemán en Valle de Bravo sigue en crisis. Actualmente reporta 55.4% de almacenamiento, cuando hace dos meses tenía 63% en promedio máximo, de acuerdo con el Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM). En lugar de aumentar sus niveles, cada vez los reduce más, dicen los prestadores de servicios del Pueblo Mágico.

Con base en los datos del Monitoreo de las Principales Presas de México, la de Valle de Bravo almacena hoy 220 millones de 56.4% (232 millones) y en abril llegó a 55.4% (220 millones de metros cúbicos), lo que reeja la baja permanente, pues en lo que va del año únicamente el 6 de abril se registró una lluvia de 3 milímetros, considerada como ligera.

De acuerdo con los prestadores de servicios, en 2021 sólo haelevado su nivel en 40 centímetros, a diferencia de añosanteriores que llegaba a hasta cinco o seis metros durante latemporada de lluvias. Sin embargo, dijeron, no ha llovido y se percibe una temporada de estiaje difícil, incluso peor que en2020.

Estas condiciones también afectan al turismo, pues deja de ser atractivo para contratar paseos en lancha o el recorrido en barco, la gente no quiere tomarse una bebida en el muelle.

Además, denunciaron que hay quienes “desvían el líquido de los cuerpos de agua en la parte alta de la montaña y continúan las descargas de uidos negros”, situación que se suma a la sequía. Rubén Tovar Díaz, director General de Operaciones y Atención a Emergencias, reconoció que esta presa es de suma importancia para la demarcación, porque significa un atractivo turístico en la zona.

En este sitio identificaron que la sequía impactó en los niveles de agua, además de actividades agrícolas y la apertura de negocios irregulares, de las que se encarga el ayuntamiento.

Para su recuperación, dijo que hay una mesa de trabajo con la Conagua, con la nalidad de establecer diversas acciones que permitan rehabilitarla.