Este lunes Chile informó sobre nuevas restricciones, entre ellas fronteras cerradas, el aeropuerto desierto y un nuevo horario de toque de queda, que se integran a la cuarentena masiva para frenar la segunda ola de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 que no da tregua al sistema hospitalario.

Es importante mencionar que, Chile entre marzo y noviembre había cerrado sus fronteras el año pasado y ahora vuelve a cerrarlas ante el problema de la crisis sanitaria, que ha alzado la tasa de ocupación en los hospitales en la área de cuidados intensivos.

“El mundo entero está viviendo este grave rebrote de coronavirus (…) En Chile hemos sido duramente golpeados por esta re-embestida que tiene a nuestro sistema de salud al límite”, expresó Sebastián Piñera el presidente chileno.