Tras el accidente en Xcaret, Quintana Roo, el pasado 27 de marzo, se ha dado a conocer cómo es el río salado o artificial en Xenses, en el que murió el niño por fallas en el sistema de filtración.

Luego de morir el menor de 13 años de edad, de nombre Leonardo, en el Río Salado Xenses, el parque Xcaret admitió que hubo un error humano en el accidente.

Río Salado Xenses

Se dieron a conocer las características del río salado o lodoso, una atracción que en Xenses se llama “ríolajante”.

“Déjate llevar por la tranquilidad de ir por un río de sales donde podrás flotar y la corriente te lleva hasta el final mientras tú solamente te relajas y disfrutas con tranquilidad las cálidas aguas”, Xenses.

De acuerdo con Xenses, el río de lodo es una atracción de flotación que tiene una profundidad de 60 centímetros y en los términos en los que de manera habitual opera, “no representa ningún riesgo para los visitantes”.

Sin embargo, un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente, y la muerte del niño Leonardo de 13 años de edad y originario de Durango. 

La empresa externó su total disposición para colaborar con las autoridades competentes para esclarecer cualquier responsabilidad.

Asimismo, reiteró sus “más sinceras condolencias” a la familia a la que “ofrecemos continuar con una línea de comunicación abierta