Un hombre abrió fuego en un edificio de oficinas en la ciudad de Orange, al Sur de Los Ángeles, Cuatro personas, entre ellas un niño, murieron, informó la policía.

El atacante, cuyas motivaciones hasta anoche se desconocían, también resultó herido de bala tras la intervención de los uniformados y fue trasladado a un hospital.El tiroteo ocurrió en el último piso de un pequeño edificio de oficinas.

Una quinta víctima también fue hospitalizada. Esat balacera ocurrió tras dos matanzas registradas en las últimas semanas en Estados Unidos, que han relanzado el debate sobre la proliferación de armas de fuego en el país.

El pasado 22 de marzo, un atacante mató a 10 personas en un supermercado en Colorado, menos de una semana después de que un hombre asesinara a ocho en salones de masaje de Atlanta.