La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo confirmó que Francela Yaritza Salazar Arriaza, quien permanecía en calidad de persona no localizada en el municipio de Tulum, ya recibe asistencia de especialistas de la Fiscalía a fin de brindarle el apoyo necesario en medio de la situación que vive tras la muerte de su madre a manos de policías municipales.

De acuerdo a la Fiscalía, la hija de Victoria Esperanza, la mujer que murió tras ser sometida por policías municipales de Tulum, se presentó voluntariamente a las oficinas del Ministerio Público.

Francelia vivía junto con su madre y hermana menor en un asentamiento irregular en Tulum, junto con la pareja sentimental de la hoy fallecida, quien fue detenido pues pesan sobre él acusaciones de abuso sexual en agravio de al menos una de las hijas de Victoria.