Por culpa a las incesantes invasiones de propiedades en los municipios de Tecámac y Zumpango, las autoridades locales firmaron un convenio con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Con base a las cifras de la Secretaría de Sedatu, en ambas localidades existen 50 mil casas en abandono, las cuales pretenden ser rescatadas a través de un programa y entregadas a personas que las necesiten, señaló José Alvarez titular del área de Régimen Condominal en Tecámac.

Deteniendo los paracaidistas

Al iniciar los primero días de este mes, personal del ayuntamiento y elementos de la policía municipal de Tecámac, ayudaron a impedir que un grupo de más de 60 personas invadiera casas de las unidades habitacionales Hacienda del Bosque y Rancho de La Luz.

“Encontramos un grupo de aproximadamente 60 personas que ya habían incluso colocado protecciones de herrería, es decir entraron con material y las plantas para generar energía, soldar, taladros y hasta esmeriles”, asevero José Álvarez.

Y debido a este hecho, tras la advertencia del titular de la policía en sentido que, “no permitirían que personas se apoderen a la mala, del patrimonio que no es suyo”, cuatro personas fueron detenidas y trasladadas a las instalaciones de la sede regional de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

“Llegaron en varios autos y con una grúa tiraron una barda traían palas, picos incluso algunos hasta con muebles para habitar viviendas, que no les pertenecen. Quizá algunos fueron víctima de fraude, pero si se portaron de manera muy agresiva. Nos dimos cuenta porque en la noche vimos luces en las viviendas, si nos preocupamos porque estamos prácticamente al lado y no sabemos qué tipo de gente sea” denunciaron algunos vecinos del lugar.