El día de ayer 22 de marzo, el ayuntamiento de San Luis Potosí dio la apertura de los planteles a su cargo para clases presenciales, más tarde el gobierno del estado aclaró que se trató de un esfuerzo en conjunto y planeación, relacionado con el anuncio de semáforo amarillo por Covid – 19, vigente en territorio potosíno.

Medios locales reportaron que el regreso a clases se llevó a cabo en al menos en 21 escuelas de educación básica y media superior, como parte de asesorías para los alumnos que tienen rezago educativo o necesidad de atención prioritaria, según la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado, dónde también negó el regreso total a clases.

Del mismo modo en coordinación con la Dirección de Educación Municipal, informó que solo fue la reapertura de 10 escuelas, pero todo dentro de un programa piloto, para el regreso gradual y seguro a asesorías presenciales.

En el comunicado se explicó cuáles fueron las medidas precautorias para este ensayo del regreso a clases presenciales, esto para la eventual reapertura de los Centros Comunitarios de Aprendizaje, de la mano con autoridades del sector sanitario.

“No hay un regreso a clases en las escuelas municipales, esto es un ejercicio piloto que se realizó con la intención de preparar el mejor camino a seguir, ya sea con el esquema de los Centros Comunitarios de Aprendizaje u otro que dicte la autoridad estatal de la mano con las autoridades sanitarias” informó la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado (SEGE).

La misma secretaría en vinculación con las autoridades federales comunicó que tras el decreto de semáforo amarillo, se deben esperar al menos 15 días más para el retorno seguro a actividades de corte académico.