Pese a un masivo plan de vacunación, Chile intenta frenar una segunda ola de contagios por el virus SARS-CoV-2, es por eso que autoridades chilenas extenderán hasta junio un apoyo para ayudar a familias pobres, de clase media y pequeñas empresas a mantenerse a flote.

Sebastián Piñera, presidente de Chile, informó el pasado lunes por la noche, que la ampliación representa un alza del 50% al paquete de 12,000 millones de dólares anunciado en junio pasado, cuando Chile enfrentaba una primera ola de casos por covid-19.

Así mismo Piñera dijo que, las medidas tienen como objetivo preservar los empleos y reactivar la economía una vez que hubiera pasado la actual ola de covid-19.

Cabe mencionar que, los pagos del ingreso familiar de emergencia equivalen de entre 34 y 135 dólares y los pagos, préstamos blandos también estarán disponibles para la clase media, junto con mejores beneficios por desempleo y subvenciones para pequeñas empresas y camioneros afectados por restricciones de movimiento.