La pandemia de Covid-19 ha impulsado a la tecnología como una aliada para la lucha contra este nuevo virus, a través de plataformas y filtros que lo eliminan del aire.

“El propósito principal es que antes no existía un filtro de aire que conjunte la desinfección del aire más la purificación y el análisis de big data; por eso se implementó el Aura Air y antes de la pandemia se empezó a utilizar en la industria hospitalaria para evitar las infecciones intrahospitalarias”, explicó el Director de Investigación Médica de Aura Air, Alan Pomerantz, en una entrevista para Forbes México.

El filtro de aire cuenta con una plataforma de calidad del aire basada en un algoritmo generado por datos recolectados a través del comportamiento del usuario, a través de un proceso comienza la desinfección de aire y espacios, cuenta con patente y un certificado del Sheba Medical Hospital que avala la eliminación del 99.6% de partículas de Covid-19 y otros patógenos bacterias, hongos y virus.

“El aire es un elemento que nos puede enfermar; hay ciertos elementos nocivos que nos afectan como seres humanos como bacterias, virus, y dióxido de carbono, ozono, que muchas veces esas cosas se concentran en casa y no las vemos y damos por hecho que no están ahí. Afortunadamente el mundo científico se dio cuenta que uno de los elementos que nos causan mayor afectación a la salud es la mala calidad del aire”, añadió el Director Comercial de Aura Air.

El filtro de aire lleva a cabo con cuatro procesos:

  • Un prefiltro de pelos de animales, polen y otros.
  • Posteriormente cuenta con un canal de con una fibra de cobre.
  • Luz UVB que desinfecta el aire.
  • Humidificador que expulsa iones sin dañar la salud.

Es importante mencionar que, esta tecnología se ha implementado en una flotilla de autobuses en Irlanda, Inglaterra e Israel para evitar la propagación de Covid-19 en los usuarios, en México el hospital ABC se encuentra haciendo pruebas en áreas Covid-19, entre otros países.

“Se ha puesto la orden de 1,000 aparatos en el estado de Massachusets para las escuelas con el fin de proteger a los maestros y alumnos, ha tenido un buen recibimiento no solo en Israel sino también en Asia”, agrego Alan Pomerantz.

Así mismo, ambos directivos reiteraron que esta tecnología tiene grandes aplicaciones en el contexto actual, ya que podría reducir al virus de Covid-19 y otros que afectan la movilidad y desarrollo económico de las naciones.