El expresidente Donald Trump y varios de sus colaboradores fueron demandados por el representante Eric Swalwell, por incitar a los disturbios y de violar varias leyes federales.

Un documento de 65 páginas presentado el viernes en un tribunal federal de Washington, D.C., acusa al exmandatario, a su hijo Donald Trump Jr., al representante Mo Brooks y al abogado Rudy Giuliani, por su incitación a la turba que asaltó el Capitolio el 6 de enero.

El emplazamiento describe los discursos del mitin incendiario como un punto de inflexión que culminó una campaña de desinformación de meses para impulsar la falsa afirmación de que las elecciones presidenciales de 2020 fueron robadas a Trump, agregó la publicación.

Los horribles eventos del 6 de enero fueron una consecuencia directa y previsible de las acciones ilegales de los demandados”, afirma el documento. “Como tal, los demandados son responsables del daño y la destrucción que siguió”, puntualizó.