Los icónicos canales de Venecia se quedaron sin agua en días pasados, luego de que la región registrara la presencia de niveles excepcionalmente bajos de marea, llegando a una disminución en el nivel del agua en estos por más de medio metro.

Este evento ha afectado el turismo de la capital de la región de Véneto, luego de que los recorridos en su gran sistema de canales y las impresionantes fotografías son parte de su ya establecido encanto.

No es la primera vez que las famosas góndolas se quedan atracadas a la orilla, tan solo el pasado mes de enero tuvo lugar un fenómeno conocido como “secchedellaBefana” (sequías de la Befana).

También se han dado casos en donde el nivel del agua sube demasiado, como en 2008 cuando “la reina del Adriático” registró la presencia de las peores inundaciones en 22 años.