United Airlines retiró todos sus aviones Boeing 777 actualmente en servicio que funcionan con motores de la serie 4000 de Pratt & Whitney después de que la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) ordenara inspecciones más intensas.

La aerolínea anunció el domingo que retiraría inmediatamente los aviones «por precaución». Los 24 aviones son parte de los 52 Boeing 777 de la flota de United. Los otros 28 permanecen almacenados.

La medida es voluntaria y temporal, dijo United, y solo debería afectar a «un pequeño número de clientes».

El anuncio se produjo después de que la FAA emitiera una orden de emergencia en la que decía que intensificaría las inspecciones de los aviones Boeing 777 equipados con ciertos motores Pratt & Whitney PW4000.

«Revisamos todos los datos de seguridad disponibles después del incidente de ayer», dijo el administrador de la FAA, Steve Dickson. Se refería al vuelo de United Airlines que el sábado se vio obligado a regresar al Aeropuerto Internacional de Denver después de sufrir una falla en el motor poco después del despegue, lo que provocó la caída de escombros en Denver.

¿Qué fue lo que salió mal en el vuelo de United Airlines?

«Basándonos en la información inicial, llegamos a la conclusión de que debería aumentarse el intervalo de inspección para las aspas huecas que son exclusivas de este modelo de motor, que se utiliza únicamente en aviones Boeing 777», dijo Dickson.