La muerte de los animales también estuvo relacionada a los cortes de energía eléctrica que modificaron el clima artificial en el que habitaban varias especies.

El frío extremo que enfrenta Estados Unidos, ha puesto en peligro a decenas de animales que habitaban en el santuario Primarily Primates de San Antonio, Texas, murieron congelados.

Los animales que murieron congelados en dicho santuario fueron:

  • Monos
  • Aves tropicales
  • Lémures y otros animales

La presidenta ejecutiva del santuario, Brooke Chávez, mencionó tras las lamentables perdidas, nunca pensó que su oficina se convertiría en una morgue y que hasta el momento no tienen precisión sobre la cantidad de animales que murieron en el santuario, aunque subraya que son decenas, agrego que existe una preocupación por la cantidad de animales que seguirán muriendo hasta que pasen las tormentas invernales.

Cabe mencionar, que su equipo conformado por 12 personas puso manos a la obra para recolectar generadores de energía, calentadores de interiores, tanques de propano y mantas para mantener calientes a los más de 400 animales que habitaban en el santuario.

Por último, el personal del santuario comenzó a encontrar animales muertos, cuando empezaron el traslado de dichos animales.