“Solo piensan en su placer.” El pontífice hizo hincapié en las personas que se han ido de vacaciones sin respetar las restricciones impuestas por los gobiernos para contener la pandemia del coronavirus y señaló que deben ser más conscientes del sufrimiento de los demás.

Dentro de las reflexiones momentos después de rezar el Ángelus este domingo en la biblioteca del palacio apostólico del Vaticano mencionó que “No han pensado en las personas que se han quedado en casa, en los problemas económicos que está sufriendo la gente como consecuencia de la pandemia, en los enfermos… Solo han pensado en sus vacaciones y en su propio placer”

El Pontífice Francisco concluyó con que nadie sabe lo que deparará el 2021 pero que el mundo será mejor si todas las personas trabajan en favor del bien común.