Toluca, Estado de México. – Al activarse la fase 1 de Contingencia Ambiental Atmosférica en la zona metropolitana del Valle de Toluca, al registrarse altas concentraciones de partículas PM2.5 y colocando a la capital en el rango de calidad del aire “muy mala”, el gobierno municipal de Toluca emite una serie de recomendaciones en el marco de la contingencia sanitaria derivada por COVID-19.

El virus SARS-CoV-2 provoca afección respiratoria que causa severos efectos multiorgánicos en la salud humana, se ve influenciada de forma directa por la calidad al aire que respiramos, razón por la que la administración que preside el alcalde Juan Rodolfo Sánchez Gómez exhorta a la población a no quemar pirotecnia ni encender fogatas, ya que aunado a la inversión térmica no se permite la dispersión de contaminantes provocando mala calidad del aire.

Cabe mencionar que durante el Foro Internacional sobre la Calidad del Aire en el Valle de Toluca, expertos refirieron que las afecciones que se presentan en nariz, garganta y pulmones, por la inhalación de PM2.5 y monóxido de carbono, pueden producir que una bronquitis se complique y en pacientes con sistemas de defensa bajos se puede presentar incluso neumonía, con el respectivo riesgo de muerte especialmente en la población vulnerable (niños y personas de la tercera edad).

En este sentido, la autoridad municipal exhorta a la población a evitar actividades al aire libre y no realizar actividades vigorosas tales como ejercicio intenso, pues incrementa la dosis de contaminantes inhalados. Evitar cocción de alimentos con leña o carbón, llantas y disminuir el uso del automóvil.

En la medida de lo posible, se recomienda que los grupos vulnerables permanezcan en sus hogares (infantes, personas de la tercera edad y enfermos de las vías respiratorias y cardiovasculares).