#DéjatePulir – Carta a los jóvenes

Te escribo a ti, joven que a tan corta edad has vivido varias crisis.

Pienso en la recesión provocada por el ataque terrorista a Estados Unidos en 2001; a la crisis hipotecaria de 2008 y hoy, una Pandemia larga que vino a cambiarlo todo, dando como una de sus terribles consecuencias una desaceleración económica que no teníamos registro desde hace más de cien años.

Hoy, tu futuro no se parece en nada al que tuvimos aquellos que crecimos en los ochentas, y ya ni hablar de quienes se desarrollaron durante y después del “Welfare State” de los 50´s.

Seré directo, hoy tu futuro no figura halagüeño, tanto en lo político, en lo económico y en lo social.

En lo político, vives el renacimiento de los gobiernos nacionalistas y populistas (tanto de izquierda como de derecha) cargados de demagogia, alejados de la ciencia y casados con la posverdad, lo que sin duda no ayudará a que la pandemia y sus consecuencias duren poco.

En lo económico, ya lo comentaba, esta crisis no tiene parangón y especialistas afirman durará de cuatro a cinco años para volver a los niveles de crecimiento de 2018 (que tampoco era un crecimiento suficiente para el desarrollo pleno).

En lo social, vivirás en un contexto cada vez más polarizado por la desigualdad que nos dejaron gobiernos centrados en el individualismo económico. Cada vez más, el trabajo se ha convertido en mal pagado, con poca certeza y sin varias de sus prestaciones de ley. La posibilidad de contar con una jubilación o una casa propia, se antoja lejos sino imposible.

A pesar de todo lo anterior, también es cierto que vivimos un cambio de época, un punto de quiebre, y deseo expresarte que sí hay futuro para ti, pero que es tiempo de demostrar de lo que realmente estás hecho. Tendrás que luchar, caer, levantarte y seguir adelante; como ninguna otra generación moderna había tenido que hacer.

Espero no suene trillado ni falto de fondo, pero es cierto; las crisis pulen tu vida.

Debe quedarte claro que ante estas circunstancias económicas el trabajo como empleado escasea y cada vez es más difícil conseguirlo, por ello será fundamental que te reinventes, que te conviertas en emprendedor, que no esperes a que alguien venga a tenderte la mano. Hoy día la tecnología hace posible que hagas lo que desees y tengas un pago por ello.

La creatividad, la innovación, la adaptación y el aprendizaje continuo serán conceptos que deberás interiorizar, sólo así podrás salir airoso de tan tremendos tiempos.

Importante. La mediocridad, la desesperación y la frustración son tus principales enemigos, lucha con ellos a diario, busca a tu familia y amigos para que sean tu red de soporte.

Y recuerda lo que decía Séneca: “No hay viento favorable para el que no sabe dónde va”.

Finalmente… Vive hoy, pero mantén la mirada puesta en el futuro. Este es tu momento.

Julián Pulido Gómez

*Maestro en Administración Pública (INAP)

 

Contacto:

Twitter: @jpulidogomez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí