El Federalismo real ¿una paradoja que ha provocado López Obrador?

 

“Hoy queremos decirle que extendemos nuestra mano y que si no hay diálogo estamos listos para dar la lucha legal y política” Diego Sinhué, Gobernador del Estado de Guanajuato

La confrontación entre el presidente de México y un grupo de 10 gobernadores opositores está provocando, paradójicamente, el estado ideal de un verdadero gobierno federal. Alejado de esa alta centralización del poder en la figura presidencial.

Para el amable lector, hay que señalar que el Federalismo no es más que la unión de Estados “soberanos” con el objetivo de unir fuerzas mientras que se guardan determinadas áreas de administración de gobierno para los gobiernos locales, es decir, lo que busca conceptualmente hablando es que: unidos somos más fuertes y, mientras menos centralización administrativa haya, mejor gobernanza y representatividad podemos tener.

Hay que decir que México no se ha caracterizado propiamente por ser un Estado-País descentralizado y verdaderamente Federal. Hay que recordar que la fundación de los Estados Unidos Mexicanos no fue más que una copia de la constitución de los Estados Unidos de América además de que fue una ficción, ¿Por qué? Porque Jalisco, Nuevo León o Yucatán no existían como tal, sino que fueron creados como Estados por accidente, por intereses políticos y económicos, pero no por tener una identidad común de origen nacional o comunitario. En pocas palabras, México es la construcción artificial, no natural de un país.

Ahora bien, el tiempo ha pasado y la identidad regional de estos Estados ya podríamos decir que es una realidad y en ese sentido, los Gobernadores, Diputadas y Senadores debieran justamente proteger los intereses de sus representados regionales con el fin de que exista un equilibrio entre las entidades federativas y la federación (presidente y Congreso de la Unión)

Pero es justamente esta falta de representatividad la que se ha hecho presente a través de los años, la ficción del federalismo y la simulación de la descentralización han sido más bien la regla más que la excepción.

Es altamente probable que la “alianza federalista” de gobernadores opositores tenga dos contenidos muy importantes: los recursos económicos que “reparte” la federación y la política electoral. De hecho, esto último fue lo que señaló tanto el presidente de México como el Senador oficialista Ricardo Monreal. Sin embargo, me parece relevante señalar que esto está provocando que haya, al menos por accidente, un verdadero federalismo. Ojalá nos mantengamos en esta línea de manera permanente y no sea solo una estrategia política de los gobernadores.

No quiero dejar de recordar que una de las promesas de campaña del presidente López Obrador, fue la descentralización de las Secretarías de Estado. Ya llevamos dos años esperando. No sería una mala idea hacerlo en un momento donde las altas aglomeraciones urbanas son un problema por motivo de la pandemia.

¡Más Federalismo por favor! Pero de verdad.

Carlos Gonzalo Blanco Rodríguez

Abogado

Derecho Internacional

@cgonblanc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí