Sopa de letras – Lilly Téllez García

 

En esta ocasión analizaremos la firma de la Senadora Lilly Téllez García…

Firma de dimensión pequeña en la que revela su simplicidad, modestia, con cierta facultad de atención pudiendo llegar a la minucia, introvertida en el sentido crítico y algunas veces objetiva; puede significar también inseguridad hasta llegar en ocasiones a sentir un complejo de inferioridad, de trazos dominantes entre los intelectuales y técnicos; desconfiada, con cierta necesidad de recogimiento, en sentido negativo revela avaricia, envidia, ganas de llevar la contraria; sin embargo en un sentido positivo indica firmeza, capacidad de concentrar fuerzas, organizada, buena administradora.

Con aspiraciones intelectuales, idealista, espiritual, exaltada, de imaginación desordenada, orgullosa y queriendo aparentar alta autoestima; sensible al grado tal que la afectividad y emotividad prevalecen sobre la razón; en algunas ocasiones muestra una reacción voluntaria contra un estado de cansancio, desaliento pero lucha y se recupera.

De firma angulosa, en su aspecto positivo indica voluntad, tenacidad, energía, imposición , coraje y disciplina, en sentido negativo ciertas veces es terquedad, obstinación, venganza, inflexibilidad hasta llegar a la dureza, esta escritura se define en la personas con buena capacidad de mando; de firma complicada en la que puede ser que revele espíritu confuso, puntilloso, gusta de crear situaciones embarazosas, viven en la perturbación y la incoherencia y son muy vanidosos, gustan de llamar la atención y a pesar de tener buen don de mando son conflictivas laboralmente, con cierta necesidad de exhibirse, joviales y con un alto sentido estético les es muy importante verse bien para poder disimular su sentido de inferioridad.

Siempre a la defensiva, desconfiada, escucha opiniones pero no se deja influenciar, confirmando los trazos anteriores sensible, dulce, en ocasiones ingenua, y de buen contacto social, extremadamente femenina que a veces se llega a confundir con ligereza, superficialidad, necesidad de seducir; en ocasiones inspira poca confianza; trata de tener buena capacidad a las circunstancias presentando un comportamiento indeciso.

Tenaz, resistente a ceder a los obstáculos, dificultades u oposiciones, en ocasiones tiene cierto afán de poseer, adquirir conocimientos y saberlo y tenerlo todo, con cierta tendencia a retener personas o cosas mediante presiones o chantajes afectivos, de reacciones explosivas y violentas es decir visceral hasta llegar a contradecirse en situaciones en las que se siente vulnerada.

Sus trazos se encuentran entre los optimistas, entre la gente que ama la vida; sin embargo ciertas veces se muestra arrebatada, desordenada, agitada hasta llegar al desequilibrio; de escritura desligada en la que denota que marcha por la vida dando brincos, insegura, inhibida en la que necesita apoyos o justificaciones razonables para conectarse con los demás o bien resolver problemas.

Del mismo modo que separa sus letras lo hace con los detalles, toma una actitud analítica parcial, aunque en ocasiones se enoja y le resulta difícil la relación con los demás, muchas veces le cuesta mantener la continuidad tanto en pensamiento como en acción.

Concluyendo el análisis de la Senadora Lilly Téllez se distingue que sabe frenar sus impulsos y domina más o menos sus emociones aunque su escritura inhibida es señal de un yo más o menos débil, de fatiga, pesimismo, sentido de inferioridad con ciertos problemas de autoestima y tiene dificultad para adaptarse al mundo y en ocasiones adopta actitudes de retirada y repliegue, con bruscos cambios de humor pudiendo pasar del abatimiento a la descarga de afectos largamente contenidos, tiene muy claro su trabajo y su familia es sobreprotectora con sus seres más queridos, y nunca lleva problemas de trabajo a casa y viceversa; pudiera ser que a causa de su pasado atentado aún tiene sobre su espalda miedo muy justificable; a pesar de su personalidad introvertida pudo más su vocación de periodista manejándola siempre sin tabúes; también aceptó ser Senadora por Morena sin ser miembro de dicho partido y tiempo después exigieron su expulsión por diferencia de criterios cobijándola el PAN; sin olvidar que recientemente enfrentó al “virrey de las camas vacías y de los muertos en casa” demostrando el gran amor por nuestro país y recordando a todos que se vale equivocarse, arrepentirse y reivindicarse…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí