El punto fino – Punto y Corte

 

@Tobetogonzalez

La certeza jurídica es uno de los más preceptos más anhelados para vivir en plenitud y para acceder a derechos y garantías individuales, y justamente ayer la Suprema Corte de Justicia quien es el garante de la legalidad en nuestro país; ha quedado en deuda con los mexicanos y se ha sometido a designios externos a su independencia y valor como un poder de la Nación.

Siglos atrás Charles-Louis de Secondant, Barón de Montesquieu plasmó en su Obra El espíritu de las Leyes, uno de los preceptos fundamentales en los que se construyo el Estado moderno, la división de los poderes públicos, precepto que fue vulnerado y olvidado por aquellos que juraron cumplir y hacer cumplir la Ley y velar por el irrestricto respeto a la Constitución de la República.

Es innegable que la Sesión de ayer de la Corte máxima de la Nación, será recordada como una de las más trascendentales en su historia, tanto por lo que ahí se debatió como por la forma en que se consolidó un avasallamiento de principios que no le han costado a uno o seis Ministros de ese Tribunal, sino que ayer se echo abajo un prestigio y años de conquistas constitucionales y atestiguamos injerencias perniciosas que se creían desterrados de nuestro sistema político y democrático, lejos quedo esa frase presidencial de la arrogancia de una libertad inexistente del Ministro Presidente de la Corte.

El simple hecho de que el Ministro Presidente fuera quien iniciara los posicionamientos, fue una clara línea de lo que se avecinaba, un sometimiento real de un Poder sobre otro Poder del Estado mexicano, y al leer la postura del Ministro Presidente Arturo Zaldívar, no se encuentra fundamentación creíble para declarar constitucional la pregunta motivo de la consulta que el Presidente López Obrador quiere mantener como un tema en la agenda nacional, esa pregunta es un distractor más que se utilizará para desviar la atención de los temas importantes que están poniendo a México en una encrucijada de proporciones reservadas.

Una vez más la distracción como política pública, es el sello del gobierno de López Obrador pero ahora contó con la comparsa de los Ministros de la Corte, quienes deben velar por el cumplimiento de la Ley Suprema de la Unión y en este caso, se someten a los designios del Titular del Ejecutivo Federal al actuar como sus abogados defensores al enmendarle la plana y modificar la pregunta original de la cual quedó muy poco, eso sin fundamento alguno, es decir ahora la Corte opera y vive para congraciarse con el Ejecutivo Federal, a donde hemos llegado, o lo peor a donde nos quieren llevar, verbigracia estábamos mejor cuando estábamos peor.

La consulta y la pregunta a todas luces vulneran el debido proceso, la presunción de inocencia crea un ambiente de linchamiento y es contraria al establecimiento de tribunales especiales que prohíbe nuestra Carta Magna, y de igual forma viola el derecho de las víctimas e incumple Tratados Internacionales que México tiene actualmente suscritos, en fin un cúmulo de violaciones constitucionales, en un mundo al revés, y así justamente nos quieren tener, con un circo que linche al ladrón mientras nos siguen saqueando la esperanza y robando el futuro al que todos aspiramos, un futuro donde la impere la legalidad y el espíritu de las leyes se cumpla a cabalidad.

El punto fino es: Pudo más la voluntad y amenaza de un solo hombre, que la historia y el respeto a una tradición constitucional mexicana, 4 hombres y 2 mujeres seguro estoy no dormirán con la conciencia tranquila y serán oscuramente recordados, pero eso si su reputación y patrimonio no serán exhibidos en el Tribunal de horca y cuchillo mañanero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí