En Londres un pub está rompiendo con su concepto, acertando en el mundo runner. “The Runaway” es el nombre del establecimiento, lo que tu consumas lo puedes pagar con tus kilómetros recorridos.

New Balance y la app Strava se unieron lanzando este concepto centrándose en el entrenamiento de los corredores que se preparan para los maratones.

Esta promoción hace que corras por cervezas y todos los kilómetros que tu recorras puedas intercambiarlos. No solo es cambio por cerveza, pues también los competidores pueden intercambiar su kilometraje a cambio de agua y entrenar en el gimnasio, ubicado en el mismo inmueble.

“Este proyecto tiene como objetivo empoderar a los corredores a lo largo de sus semanas de entrenamiento, ofreciéndoles una vía de escape y una recompensa cuando sea necesario. Un lugar para que la comunidad de corredores se una y se apoyen mutuamente”, dijo Samantha Matthews, directora de marketing de la empresa deportiva.