La presencia del virus del Covid-19 y sus variantes han aumentado la creciente preocupación sobre el bienestar de las personas pero también de los animales, con esta llegaron las preguntas entre los dueños de mascotas tales como: ¿los perros y los gatos se pueden contagiar o transmitir el virus?

De acuerdo con la World Organization for Animal Health, la (OIE) y la World Health Organization  (OMS, en inglés WHO), a pesar de haber ocurrido un caso de un perro cuyo análisis dió positivo en Hong Kong, no existe evidencia de que los perros, gatos ni ninguna otra mascota pueda transmitir la COVID-19.

Especialistas explicaron que los coronavirus son una gran familia de virus que son comunes en los animales. Hay cuatro géneros de la familia Coronaviridae (Alphacoronavirus, Betacoronavirsus, Gammacoronavirus y Deltacoronavirus) que causan distintas enfermedades en distintas especies animales. La OMS destaca que, ocasionalmente las personas se contagian estos virus y que luego se transmiten a otras personas. Por ejemplo, el SARS-CoV se asoció a las civetas y el MERS-CoV es transmitido por los camellos dromedarios.

Te puede interesar: Descubren a un nanocamaleón en las selvas de Madagascar

No se ha confirmado aún el origen animal de la COVID-19. Sin embargo, la OIE declara que las pruebas existentes actualmente sugieren que el virus que causa la COVID-19 surgió de un animal, se están realizando investigaciones para encontrar esa fuente (y su especie) y establecer el potencial rol de un reservorio animal en esta enfermedad.

Hervé Poulet, Responsable Global del Segmento de Vacunas para Equinos y Pequeños Animales, habló sobre la falta de información sobre las mascotas como transmisores de la COVID-19, la OIE destaca que aquellas personas que hayan contraído la enfermedad deben evitar el contacto muy cercano con sus mascotas. Además, deben mantener buenos hábitos de higiene luego de tocarlos o atender sus necesidades, una práctica que deberíamos adoptar siempre.

“Los gatos y los perros también pueden contraer un Coronavirus que los afecta específicamente, el coronavirus entérico canino (CCoV), del género Alphacoronavirus. El virus causa en los perros una enteritis moderada, al afectar las célular del intestino,” menciona Hervé.

Jean-Philippe Tronel, Director Técnico Global de Vacunas para Mascotas, menciona que la vacuna para la enfermedad en animales ya existe, y que está presente en algunas vacunas polivalentes en Norteamérica, Asia y Latinoamérica. Además, nos cuenta que en los felinos, existe el coronavirus felino (FCoV), que puede causar una enfermedad grave en los gatos, conocida como peritonitis infecciosa felina. La vacuna contra esa enfermedad está disponible en algunos países de Europa, Asia y Norteamérica.

En contraste, los humanos sí pueden contraer los Betacoronavirus – como el SARS-CoV-2 responsable de la pandemia actual; el SARS-CoV, que causó el síndrome respiratorio agudo grave en China en el 2002; y el MERS-CoV, responsable del síndrome respiratorio del Medio Este, que apareció en Arabia Saudita en el 2012. Es importante destacar que no existe evidencia de transmisión de humanos a animales en ninguna de las dos enfermedades.

“Dadas esas diferencias, las opciones de tratamiento para los distintos tipos de coronavirus son totalmente diferentes. Ante la sensación de pánico que generó la pandemia de la COVID-19, hubo reportes de personas que buscaban vacunas para coronavirus en perros o gatos en un esfuerzo desesperado –e incorrecto- de lograr la inmunización. Por esta causa, es importante reforzar que las vacunas son exclusivamente para perros o gatos. No existen ensayos clínicos que prueben la seguridad o la eficacia del uso de esas vacunas en las personas,” destaca Hervé.

Por último, pero no menos importante, Karin Botteon, Consultora en Asuntos Veterinarios del segmento de mascotas de Brasil, destaca que, más que nunca, mientras dure la pandemia, es crucial consultar al veterinario en caso de cualquier duda. Es fundamental reforzar la importancia de la medicina preventiva en las mascotas, lo que incluye el cumplimiento estricto de los programas de vacunación.

“Como la mayoría de los países del mundo actualmente enfrentan restricciones en cuanto a la circulación, es importante para los dueños de mascotas ponerse en contacto con sus veterinarios para obtener información adecuada y profesional sobre buenas prácticas, el consejo adecuada para el país o la región correspondiente. No olvides que cuando los animales están sanos, las personas están más saludables también,” concluye Karin.