En selva norte de Madagascar, un equipo de biólogos encontró la que podría ser la especie de reptil más pequeña en todo el mundo, el Nanocamaleón.

Este reptil tiene un tamaño escasamente del tamaño de una semilla de girasol, el nanocamaleón cabe en la punta un dedo índice humano. Café, de ojos desorbitados y verdaderamente minúsculo, el hallazgo de este animal arroja luz sobre el entendimiento sobre la fauna de esta isla africana.

Publicado en la revista científica Nature, el nombre oficial de esta especie es Brookesia nana. Por su tamaño, los científicos encargados del estudio asumen que sobrevive comiendo ácaros y otros animales microscópicos, que generalmente caza entre el pasto de Madagascar.

Este hallazgo, liderado por la herpetóloga malgache Andolalao Rakotoarison, reta los límites que se creían posibles del tamaño corporal de los animales vertebrados. Asombrada por las dimensiones del reptil, anunció en un comunicado que “A primera vista, nos dimos cuenta de que era un descubrimiento importante”.

Esto es así porque comparte todas las características básicas de sus pares más grandes: una lengua proyectil para cazar, la capacidad de camuflarse, y ojos desorbitados que pueden mirar 360º. Se sabe, además, que se alimentan durante el día, para descansar entre la hierba africana durante las noches. 

Te puede interesar: ¡Comprobado! los perros pueden distinguir entre varios idiomas

Los estudios de nanocamaleones datan de 2012. Casi una década más tarde, sólo se han observado en laboratorio un macho y una hembra, por lo que resulta difícil generalizar con respecto a los demás ejemplares disponibles. Sin embargo, se sabe que las hembras son de dimensiones mayores que los machos, un fenómeno denominado como dimorfismo sexual.

Para determinar qué tan viejos son, los científicos de Madagascar han optado por examinar los genitales de cada uno. Esto es así porque, cuando son más jóvenes, sus órganos sexuales parecen globos lisos. Sin embargo, conforme pasan los años y maduran, se complejizan.

Lamentablemente, el futuro del nanocamaleón es difuso. De acuerdo con Rakotoarison, el bosque donde está su hábitat natural está devastado casi por completo. Esta degradación compromete severamente su subsistencia. Sin embargo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza está analizando los medios para preservar los ejemplares disponibles y conseguir áreas naturales protegidas para que pueda vivir en libertad.

Inf: National Geographic