Ante la gran crisis que se vive en México debido a los dirso golpes que ha sufrido la ciencia, miles de personas han salido a las calles para luchar en favor del CIDE. “¡Más ciencia, menos obediencia!”, “¡va a caer, va a caer, Romero va a caer!”, “el CIDE es primero, saquen a Romero”, “esos son los que friegan la nación”, son algunos de los gritos que sonaron entre los manifestantes el día de ayer.

Dicho contingente partió del Parque Hundido hacia las instalaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) dónde también se sumaron maestros y alumnos de instituciones educativas como la UNAM, UAM, IPN, Ibero, ITAM, ENAH, UDG, Instituto Mora, la Universidad de Guanajuato y la Red Pro Ciencia.

Miles buscan el apoyo a la ciencia

Fue el historiador Jean Meyer el encargado de encabezar esta marcha, esto en compañía también de la internacionalista Lorena Ruano. Ambos exigieron la renuncia de José Antonio Romero Tellaeche a la dirección del CIDE, la reinstalación de Alejandro Madrazo Lajous como director de CIDE región Centro.

Así mismo, se solicitó la intervención de la Secretaría de Gobernación para entablar un diálogo con los directivos del Conacyt, buscando que la comunidad estudiantil tenga voz y voto en las decisiones de la institución. Así mismo cabe destacar que la marcha duró al rededor de una hora. “El día de hoy, moral y discursivamente, le estamos metiendo una chinga al Conacyt”, indicaron los manifestantes.

Finalmente, el contingente estudiantil dio lectura al posicionamiento de la Asamblea Académica Permanente, y recalcaron que para liberar las instalaciones se debe dar cumplimiento a las demandas de su pliego petitorio, el cual hicieron público desde el pasado 30 de noviembre, en el que destaca la renuncia de Romero Tellaeche y el compromiso de no represalias.