La presidenta municipal de OPB, Yensunni Martínez Hernández, tomo la decisión unilateral y sin consenso de aplicar el cobro del Derecho de Saneamiento Ambiental, a la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos del Centro y Sur de Quintana Roo.

“Solo nos dejan la opción de recurrir al amparo para proteger nuestros derechos constitucionales”, declaró la presidenta del organismo empresarial, Bertha Medina N de Cáceres.

Bertha Medina explicó que contrario a la anterior administración que se mostró “abierta para abordar el tema del cobro del derecho de saneamiento ambiental, en esta ocasión nos enteramos que sin haberlo consensuado con los hoteleros, que somos quienes realizaremos la labor del cobro, en días pasados fue propuesto por la presidenta municipal y aprobado por mayoría, aunque afortunadamente hubo regidores que presentaron su voto en contra.”

No te pierdas ¿Octavio Ocaña tuvo un hijo no reconocido?

La dirigente dijo que no se pueden sumar cobros de impuestos o de derechos sin fundamentos, mucho menos para aplicarlos a los huéspedes que “recién empezarán a visitar nuestro destino, lo que nos colocará en desventaja frente a otras regiones y pondrá en riesgo el proceso de recuperación turística económica”.

“Hasta el momento desconocemos cómo y en qué se va a aplicar el recurso que pretenden captar vía ese pago de derecho ambiental. Sobre ese tema, desafortunadamente, las autoridades no nos han proporcionado información, por lo que lo vemos solamente como una pretensión recaudatoria. Si existe o no la intención de destinarlo a mejoras ambientales, lo desconocemos, mencionó.

“Lo cierto es que nos están exigiendo a nosotros, los hoteleros, que seamos sus agentes recaudatorios, esto es, serán nuestros recepcionistas los que tendrán que explicarles a los huéspedes cuáles son las razones por las que estaremos sumando a la tarifa convencional un pago de derecho de saneamiento ambiental que desconocemos en qué será utilizado, finalizó.