Indira Vizcaíno Silva,  rindió protesta como gobernadora de Colima, quién prometió que en su gobierno revisará el pasado y castigará cualquier irregularidad, o bien, cualquier conducta o acción fuera de la ley.

Ante ello, aseveró: “Ni perdón ni olvido, pero tampoco persecución, ni la utilización del pasado para evadir nuestras responsabilidades hacia el presente y el futuro.

“A los colimenses no les importa qué tan chueco, hundido o saqueado dejaron el gobierno, los ciudadanos esperan experimentar pronto en su realidad, en su entorno, que las cosas pueden ser distintas, que podemos tener una mejor calidad de vida”.

Durante la ceremonia, la gobernadora destacó  que recibió un gobierno quebrado, una institución descuidada y una sociedad ofendida y vulnerada, pero que está iniciando una etapa para la entidad y con ello una oportunidad para el cambio.

Asimismo, la funcionaria estatal aseguró que la finalidad de su gobierno no será realizar obras faraónicas o monumentos al ego y la corrupción de los gobernantes, sino que se enfocará en atender las causas de la desigualdad, combatir la corrupción y hacer un gobierno austero que genere bienestar.

“Hoy empezamos en Colima a escribir una nueva historia, comenzamos juntas y juntos una nueva etapa. Colima tiene a partir de hoy un gobierno del pueblo y para el pueblo, un gobierno con el que los colimenses podrán sentirse identificados: un gobierno al servicio de la gente”, aseveró.

Durante su mensaje, mencionó que no habrá mejor manera de honrar a las feministas del presente y del pasado —como la exgobernadora Griselda Álvarez— que haciendo lo necesario para cambiar las circunstancias que enfrentan las mujeres y que vivan una realidad distinta: sin acoso, sin inequidades y sin cuestionamientos a sus capacidades.

“En nombre de todas mis compañeras que hoy tenemos la posibilidad de ostentar una responsabilidad pública desde la cual podemos cambiar las cosas para otras mujeres, les decimos que honraremos su lucha”, detalló.

Hizo un llamado a los jóvenes para que sean parte de este proyecto: “Nuestra tierra necesita el coraje y la pasión que a los jóvenes nos caracteriza: contamos con sus ideas, entrega y empatía para hacer realidad una sociedad que no tolere las injusticias y haga realidad nuestros anhelos”.

Vizcaíno Silva insistió en que llegó el fin de una era política en Colima y comienza otra con el primer gobierno de alternancia.

“El fin de esa era va mucho más allá de lo partidista: hoy lo que termina en Colima es esa manera hipócrita y corrupta de gobernar en la que se llenaban la boca de discursos sobre el pueblo, pero en sus acciones las decisiones las tomaban sólo unos cuantos y pensando siempre en beneficiarse a sí mismos”, afirmó.

Dijo que en esta nueva etapa habrá una comprometida coordinación con el gobierno de México, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le reiteró su compromiso con la Cuarta