En Estados Unidos una corte pospuso como fecha el 15 de noviembre la lectura de cargos por lavado de dinero contra Alex Saab, empresario colombo-venezolano presunto testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y ordenó desestimar siete de las ocho acusaciones penales contra él para cumplir con las garantías dadas a Cabo Verde en el proceso de extradición.

Cabe mencionar que, la lectura de cargos estaba prevista para esta jornada, pero se aplazó por dos semanas, según los documentos judiciales recientemente publicados.

El juez Robert N. Scola Jr. accedió a retirar la mayoría de cargos tras una solicitud hecha por escrito por el fiscal Kurt Lunkenheimer.

En la cual el fiscal solicitó retirar siete cargos de lavado de dinero y dejar sólo el de conspiración para cometer ese delito basado en las “garantías hechas a la República de Cabo Verde durante el proceso de extradición”.

La extradición se concretó el 16 de octubre, luego de una batalla judicial de más de un año.

Según señala en Twitter el periodista venezolano exiliado Roberto Deniz, que ha denunciado a Saab, parte del acuerdo con Cabo Verde era desestimar casos para no superar en EU la pena máxima de ese país africano. La fiscalía señala que la petición incluye a Saab, y no al otro implicado, en referencia al empresario colombiano Álvaro Pulido.