En vísperas del Día de Muertos, meridanos empiezan a llegar a los panteones de la ciudad para limpiar las tumbas de sus familiares, en tanto, personal del Ayuntamiento de Yucatán también realiza trabajos de jardinería y desyerbe en las inmediaciones de los camposantos.

Familias aprovecharon la mañana de ayer para realizar la limpieza de lápidas, lavado de bóvedas, acomodo de nichos y detalles de albañilería en sus predios, a los que, comentaron, desde noviembre de 2019 no les daban mantenimiento por efectos de la pandemia.

Personal del ayuntamiento de Mérida realiza los trabajos más pesados como retiro de árboles caídos, jardinería y desyerbe en los accesos al interior de los panteones Florido, Xoclán y el General de la ciudad.

También puedes leer: Yucatán, estado con incidencia delictiva a la baja: SEDENA

Doña Candelaria Cauich, vecina de una comisaria de la ciudad de Mérida, narró que desde noviembre del 2019 le dio mantenimiento a la tumba donde se encuentran sepultados sus padres y dos hermanos, por lo que en casi dos años de abandono la maleza derrumbo una parte de las lápidas de sus familiares.

“Le venimos a dar, junto a mi hija, una manita de gato, pero creo que no será suficiente, vamos a regresar para conseguir un albañil que realice el trabajo de reparación de la tumba que está a punto de ser levantada por las raíces de un árbol”, comentó.

“Además tenemos que colocarle unos cristales al pequeño nicho, porque también se rompieron con la caída de ramas… Apenas pudimos limpiar un poco alrededor pues hay mucha maleza, pero todavía tenemos viernes y sábado para poder limpiar más a fondo las dos tumbas”, declaró.

En tanto, poco a poco las familias meridanas se dan tiempo para llegar a los panteones Florido, Xoclán y el Cementerio General para empezar a limpiar las bóvedas que albergan los restos de sus familiares, el número en que llegan todavía es muy pequeño, por lo que se espera que este fin de semana lleguen más visitantes para limpiar las tumbas.