“Estamos conmemorando el derecho Constitucional de las mujeres a poder votar, pero aún estamos muy alejadas de una igualdad sustantiva, de una igualdad de trato y de igualdad de condiciones”, así lo señaló la Consejera del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Carolina del Ángel Cruz, durante la Mesa panel: Democracia y liderazgo político de las mujeres, en el marco del 68 Aniversario del #VotoFemeninoMéxico.

El encuentro que contó también con la participación de la Consejera Presidenta del Instituto Electoral del Estado de Sinaloa (IEES) y Presidenta de la Asociación Mexicana de Consejeras Estatales Electorales AC (AMCEE), Gloria Icela García, y la Consejera Presidenta del Instituto Estatal Electoral de Chihuahua (IEE-Chihuahua), Claudia Arlett Espino, fue transmitido de manera virtual a través de la plataforma de Facebook.

En su exposición, la Consejera del IECM explicó que hace 68 años se incluyó en la Constitución la condición para que las mujeres pudieran votar, sin embargo, no se indicaba hasta cuándo iban a poder ser votadas y en qué momento iban a pelear por los espacios de toma de decisión o una candidatura.

Indicó que apenas hace dos años la paridad en todo se implementó como una obligación, pero parece que la norma Constitucional es optativa, pues no hay paridad en todo, no existe voluntad política de quienes toman las decisiones para entender que los nombramientos se tienen que dar necesariamente, de manera que las mujeres deben estar ocupando, mínimamente ese 50% de los espacios públicos.

La Consejera Del Ángel se dijo convencida de que “la paridad para las mujeres no es numérica, la paridad es un piso para las mujeres y es un techo para los hombres. Y esa es una paridad que está marcada en la Constitución, pero que todavía no vemos”.

Reiteró que a pesar de que la paridad es un elemento plasmado en la Constitución y a la que se comprometieron los partidos políticos, es parte del pacto federal y todavía no se ve una claridad en la toma de decisiones.

Consideró que es importante dejar de lado el contexto en donde solamente se trata de una paridad numérica, pues actualmente se oyen voces que dicen: ya tienen la mitad, qué más quieren. “Es simple y sencillo, queremos tomar decisiones, decisiones importantes y ser consideradas, porque no se trata de ser 250 en un espacio de 500, es formar parte de las decisiones importantes y relevantes para este país”, sostuvo.

 Hizo un llamado a los actores políticos a bajarse del discurso numérico y subirse al discurso de verdad y de las acciones, de la paridad sustantiva, de la paridad real, en donde se eliminen los roles y los estereotipos de género a toda la vida pública y privada.

“Tenemos que quitar esa visión patriarcal de hacer política, esta visión en la que si no se hace política de forma violenta, entonces ya no es política, porque así tendría que ser”, sostuvo.

Refirió que el pasado proceso electoral dejó muchos ejemplos por analizar, debido a que a pesar de que hubo más candidatas, lamentablemente también es cierto que se incrementó la violencia política en razón de género contra las mujeres.

Agregó que la cobertura mediática también ha sido muy violenta en contra de las mujeres candidatas, en donde se juzga su vida privada y no sus propuestas.

Sostuvo que aún quedan muchas deudas históricas, las cuales son palpables y visibles. “En ningún país del mundo se ha logrado la igualdad entre hombres y mujeres, pues una de cada tres mujeres en el planeta padece de violencia por el simple hecho de ser mujer.

En México, cada día son asesinadas 11 mujeres, simplemente por ser mujeres, esa es la realidad en este país y el mundo”, apuntó.

La Consejera Carolina del Ángel indicó que las mujeres no pueden esperar otros 68 años para observar resultados palpables y contundentes. En este sentido, hizo una invitación principalmente a las mujeres para seguir haciendo historia en lo individual, en la casa, el trabajo y los espacios públicos y privados, sin olvidar que este es un tema de fuerza, fortaleza, sororidad, afinamiento y redes de apoyo entre mujeres, finalizó.