El gobierno federal otorgó a la Secretaría de la Defensa Nacional la concesión para operar el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, de Santa Lucia por un periodo de 50 años, con opción a una prórroga por 50 años más.

La concesión, de participación estatal mayoritaria de nacionalidad mexicana, tiene como director general y representante legal reconocido al general de brigada del Estado Mayor, René Trujillo Miranda. Una vez la concesión en mano, las fuerzas armadas podrán iniciar operaciones del nuevo aeropuerto, siempre y cuando la SCT otorgue su aprobación con base en:

Aviso de terminación de la obra; Programa Maestro de Desarrollo que, entre otros aspectos, debe incluir el programa indicativo de inversiones; Reglas de operación contenidas en el manual general de operación del aeródromo; Póliza de seguro y Registro de las tarifas de los servicios que prestarán.

Además, el documento que avale la constitución del comité de operación y horarios; aprobación de su reglamento interno; Documento por el que se constituya el comité local de seguridad y la Notificación a la SCT de los miembros del consejo de administración y del administrador aeroportuario.

Sedena, como concesionaria, deberá cumplir con los estándares de seguridad, eficiencia y calidad que se especifican en el Programa Maestro de Desarrollo, que se deberán actualizar cada cinco años, además de pagar al gobierno federal las contraprestaciones que fijó la Unidad de Política de Ingresos no Tributarios, de la Subsecretaría de Ingresos, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La concesionaria, deberá permitir a las Autoridades Federales, el acceso y uso sin costo alguno de las instalaciones, áreas y locales que les hayan asignado a cada una de ellas, para que puedan desarrollar las atribuciones que les correspondan en el Aeropuerto”, indicó.

El título de concesión detalla que los servicios comerciales en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles podrán ser prestados directamente por la concesionaria o por terceros, mediante el arrendamiento de áreas para comercios, restaurantes, arrendamiento de vehículos, publicidad, correo, casas de cambio, bancos y hoteles.