Javier Laynez Potisek, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN),  negó haber sido detenido en estado de ebriedad el pasado 9 de octubre, además denunció una serie de irregularidades durante el proceso.

Por medio de un comunicado el juez señaló que la Policía Municipal nunca le dio la oportunidad de probar que no conducía en estado de ebriedad, tal y como señalan los documentos que fueron filtrados a la prensa.

Laynez denunció que la detención estuvo fuera de cualquier retén o protocolo de alcoholímetro. Además que, para justificar su detención, en su infracción aparece “cambio intempestivo de carril”, lo cual nunca ocurrió.

“A pesar de mi respetuosa y reiterada petición, a lo largo de todo este evento, nunca pude ver ni hablar con un médico, con una autoridad, con un juez, con un ministerio público ni mucho menos con representante de derecho humanos.”

“Al día siguiente, siguiendo las instrucciones que les dieron, mis familiares realizaron el pagó de $6,500 pesos (“únicamente en efectivo”). Y a pesar de la solicitud expresa, les negaron cualquier recibo o comprobante”, señaló el representante del máximo tribunal.

Explicó que está a favor de la lucha y los operativos viales contra el alcoholismo, ya que nadie tiene derecho a manejar en estado de ebriedad y esta conducta debe ser sancionada.

El ministro criticó que sus datos personales hayan sido filtrados y difundidos, lo que que representa una “flagrante” violación a su privacidad; sin embargo adelantó que no presentará denuncia al respecto.

“No tengo nada que ocultar ni de que avergonzarme”, concluyó Laynez Potisek.

También te puede interesar

Hallan un anticuerpo eficaz contra todas las variantes de Covid-19