Durante años, un gran número de individuos se han obsesionado con la inmortalidad, pensando incluso que el envejecimiento es una enfermedad. Sin embargo, en su gran mayoría las personas aceptan que el envejecimiento es un proceso natural e inevitable por el cual todos pasamos.

El envejecimiento es una enfermedad

Es en este punto dónde se hará mención sobre David Sinclair, quien es el científico y profesor del departamento de genética de la Universidad de Harvard. El investigador lleva más de dos décadas explorando las razones que hay detrás del envejecimiento, y según los datos que ha obtenido, es posible retrasar el envejecimiento.

“En lugar de considerarlo un proceso común y natural, debemos abordarlo como una enfermedad y, como tal, como algo que se puede tratar o incluso curar”, mencionó el investigador.

Una de las enfermedades más grandes combatidas los humanos.

Así mismo, Sinclair asegura que en conjunto con sus colaboradores han descubierto nueve razones por las cuales envejecemos. La principal de estas es la pérdida de información.

El científico destacó que existen dos tipos de información genética en los humanos, ambas las heredamos de nuestros padres al momento de la gestación. La primera parte de esta información es digital (código genético), y la segunda es analógica (epigenoma encargado de la activación y desactivación de células).

También lee
Hallan un anticuerpo eficaz contra todas las variantes de Covid-19

El papel del Epigenoma en el envejecimiento

En este punto David Sinclair explica que cuando el epigenoma comienza a perder información, las células dejan de funcionar correctamente. Cuando las células pierden la capacidad de activar los genes, comienza el proceso de envejecimiento progresivo.

En la genética están las claves para descifrar el envejecimiento

¿Cómo se puede retrasar el envejecimiento?

En este punto cabe destacar que si el envejecimiento es una enfermedad, entonces existe una manera de combatirlo. El profesor Sinclair piensa que la información es cambiante, por lo que generar cambios en el estilo de vida podría retrasar drásticamente este proceso.

Comer saludable, tener un buen control en el consumo de calorías, hacer ejercicio, y modificar el estilo de vida, son algunas de las acciones que pueden ayudar a combatir el envejecimiento.

Finalmente, el investigador destacó que se encuentra realizando pruebas para desarrollar medicamentos que ayuden a combatir la vejez. Por otra parte, extendió una invitación a las personas para realizar cambios positivos en sus vidas, pues esa es forma apropiada de combatir esta enfermedad.