Recientemente se vio a  Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, cenando en un restaurante de comida china de lujo llamado Hunan, ubicado en Paseo de la Reforma acompañado de algunas mujeres, mientras mantiene un proceso por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Llamó la atención que una de las personas con las que cenaba Lozoya, es la heredera de Tequila Cuervo Doris Beckmann Legorreta, quien además es propietaria de una tienda de joyería denominada Dora B.

 Doris se encuentra a un lado de Lozoya, con un saco en colores negro y blanco.

Cabe mencionar que a Lozoya se le concedió el criterio de oportunidad, para que cooperara con las autoridades y revelara información sobre otros funcionarios que recibieron sobornos durante el sexenio pasado, por lo que no fue encarcelado, y en vez de eso se le colocó un brazalete para evitar que salga del país y cada 15 días debe firmar su libertad condicional.