La unidad y el humanismo han sido dos de las principales fortalezas de la comunidad universitaria y que han prevalecido a lo largo de los 96 años de su historia contemporánea, compartió Director de la Preparatoria 5 y decano de la Universidad de Guadalajara, maestro Juan Manuel Jurado Parres, a propósito del 96 aniversario de la refundación de esta institución, que se cumple este martes 12 de octubre.

“Ha sido la unidad de su comunidad, pensando en sus altos fines y propósitos sustantivos. Esta comunidad ha dado muestras de unidad siempre, en todos los foros y todos los momentos. Toda la comunidad tiene participación institucional para que todas las decisiones de la Universidad tengan un cauce armónico, sin confrontaciones estériles, ni mucho menos violencia”, aseguró.

Recordó que los universitarios siempre han sido solidarios y han tenido un sentido humanista que prevalece hasta ahora, y que se ha evidenciado con los servicios que ha prestado a la sociedad durante la pandemia, buscando cuidar la salud de los habitantes del Estado.

Jurado Parres destacó que, a lo largo de su historia, la UdeG ha tenido liderazgos que favorecen el desarrollo y crecimiento de la institución en un marco de respeto a la comunidad universitaria en todas las regiones, que piensa y trabaja, que aportan, analizan y confrontan ideas para llegar a consensos teniendo como bien superior la gobernabilidad y armonía de esta Casa de Estudio.

Añadió que la Universidad ha sido siempre incluyente, pues sus miembros provienen de todo tipo de estratos sociales y da cabida a diversas formas de pensar y ver el mundo.

Consideró que la UdeG ha tenido cuatro momentos que cambiaron su historia y la convirtieron en la institución educativa más importante en el Estado: uno de éstos es su fundación, en 1792, en la que se sientan las bases de esta Casa de Estudio; su refundación, en 1925, cuando se generaron planes de estudio conforme a la época; su última clausura, entre 1934 y 1937, por la vocación social que se infundió a la UdeG y en 1994, por la conformación de la Red Universitaria con una visión a futuro.

Recalcó que este cambio ha dado frutos no sólo en cuanto a la descentralización de la UdeG, ampliando su cobertura a la mayoría de los municipios de la entidad con mayor infraestructura y oferta académica, sino en aspectos como la difusión de la cultura, con la creación de recintos y actividades culturales como la Feria Internacional del Libro (FIL) y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), además del crecimiento de la investigación científica que realizan los académicos y la internacionalización que la institución ha tenido.

“No ha sido fácil, pero desde sus inicios esta Casa de Estudio ha sido hija del esfuerzo, del sacrificio, nunca ha sido del privilegio, al contrario. Con grandes esfuerzos, una comunidad ha sacado adelante los retos que se ha impuesto para convertirse en la Universidad estatal más importante en el país”, declaró Jurado Parres.