En conferencia de prensa en el marco de su visita a Quintana Roo para asistir al informe de actividades de la senadora Marybel Villegas, el líder de la bancada morenista en el Senado advirtió que su partido no puede ser un grupo con intereses encontrados y sin brújula, porque se ponen en riesgo la unidad y los triunfos electorales. Señaló que el método de encuestas es un ejercicio que “se agotó” y “no sólo han generado incertidumbre, desconfianza, sino también división” entre la militancia.

El senador Ricardo Monreal Ávila pidió que la definición de la candidatura presidencial del partido no sea a través de encuestas como las realizadas por la actual dirigencia, sino por elecciones primarias

“Si queremos mantener la unidad hay que transparentar los procesos de selección de candidatos. Quizás nuestro principal problema, nuestro Talón de Aquiles sean los procedimientos de selección de candidatos a puestos de elección popular. Ese es un gran problema que nos divide, que nos aleja de la ciudad Ricardo Monreal negó que haya considerado su renuncia al partido en caso de que no se transparente la contienda interna rumbo a las elecciones presidenciales de 2024, y negó tener temor de ser excluido del proceso por asumir una postura crítica al interior de Morena, pues subrayó que lo único que busca es la “democratización” interna.

“Que no es ninguna herejía pedir eso. Muchos venimos huyendo de otros partidos. En el caso mío, en el 97 por la falta de democracia pero nosotros no estamos pensando en abandonar Morena. No queremos abandonar Morena porque yo soy fundador de Morena, muchos de los que estamos aquí, somos fundadores de Morena, militantes de Morena, aliados del Presidente. Y lo único que deseamos es democratización interna. No estamos pidiendo nada menos ni nada más”, expresó.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado insistió en que si se quiere mantener la unidad del partido hay que transparentar los procesos de selección de candidatos, pues en el proceso electoral de este año varios de los aspirantes a candidaturas expresaron su inconformidad.

“Yo estuve muy cerca del proceso pasado. Y sí hubo quejas de algunos militantes de morena que no fueron seleccionados. Hay que evitar eso”, apuntó.

Confió en que a pesar de las diferencias internas, Morena no se va a dividir, aunque para ello, dijo, “debemos esforzarnos por construir un partido con vida orgánica. Eso es lo más importante. Un partido con estructura, un partido con capacidad de debate interno, un partido con capacidad de diseñar procedimientos internos”.