La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador, propuso al Congreso una reforma constitucional que prohíbe la entrega de nuevas concesiones a privados para la explotación del litio.

“Adelanto, para que no se hagan ilusiones con el litio, de que si hay un acto de traición a la patria y no se aprueba de que el litio esté en manos de la Nación, de todas maneras vamos nosotros a negar cualquier solicitud de posesión para la explotación del litio y tenemos facultades para hacerlo”, comentó López Obrador.

“Lo que queremos es que quede en la Constitución establecido que el litio es de la nación. Vamos a revisar si existen trabajos de explotación y exploración del litio. Se está hablando de que ya hay empresas extranjeras que harán compras y ya di la instrucción de que no se autorice ninguna compra de concesiones”.

En la Reforma Eléctrica enviada el pasado 30 de septiembre a la Cámara de Diputados, se establece que la explotación del litio solo corresponderá al Estado mexicano.

El martes, durante la mañanera, López Obrador dijo tener información respecto a que los extranjeros están muy interesados en el litio mexicano, el cual, apuntó, es un mineral estratégico y fundamental para el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Su gobierno está listo y dispuesto, dijo, a enfrentar juicios en caso de que haya recursos legales de empresarios o países con los que México tiene tratados comerciales, a causa de la negativa de abrir dicho mercado.

En tanto, Manuel Rodríguez, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, calculó que en 45 días podría estar listo el dictamen sobre la reforma eléctrica y garantizó su aprobación en las comisiones unidas de Energía y Puntos Constitucionales.

López Obrador anunció que revisarán si existen trabajos de explotación del litio en el País y que ya dio la instrucción para que no se autorice ninguna compra de concesiones.

“Vamos a revisar si existen trabajos de exploración y de explotación del litio, porque se está hablando de que ya hay empresas extranjeras que van a hacer compras. Y ya di la instrucción de que no se autorice ninguna compra de concesiones”, dijo.

Ya existen empresas mineras que han solicitado permisos para explorar y extraer ese mineral, sin embargo, su administración lo mantendrá como propiedad de la nación, indicó.

El Presidente envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica que contempla que el litio será propiedad de la nación.

Señaló que, en caso de que haya reclamos por la vía legal de empresarios o incluso de otros países con los que México tiene tratados comerciales, a causa de la negativa de abrir el mercado del litio, el gobierno está listo y dispuesto a entablar los juicios que sean necesarios.

Tampoco se permitirá la triangulación para que empresas extranjeras tengan acceso a la explotación del mineral.