El litio es considerado el oro blanco del siglo XXI y México cuenta con uno de los yacimientos más grandes de este metal.

Bacadéhuachi es un pueblo ubicado al noroeste de Sonora, y es precisamente este rincón, ubicado en la parte alta de la Sierra Madre Occidental, el que alberga uno de los yacimientos de litio más grandes del mundo con reservas de 243 millones de toneladas, según Mining Technology.

La cantidad promedio de litio en Bacadéhuachi, reportada por Bacanora Lithium es de 3 mil 415 partes por millón, la cual “excede las concentraciones típicas encontradas en otras partes de los depósitos de litio, principalmente a base de arcilla de México”, según señaló en junio pasado la directora del Servicio Geológico Nacional, Flor de María Harp, a Reuters.

“Bacanora es realmente un muy buen depósito”, dijo, y agregó que el servicio que administra ha visto otra muestra de mineral del mismo proyecto que contenía unas 16 mil ppm de litio, un número no revelado anteriormente.

Actualmente el Servicio Geológico Nacional mantiene un proyecto de exploración por litio en México, a través del cual está estudiando diferentes localidades con posibilidad de contener este elemento.