Ya se ha hecho más común que en las diferentes cabeceras municipales del país, pero más en Coahuila, que  las patrullas tanto de seguridad pública, así como aquellas de tránsito no cuentan con el laminado, es decir, con placas.

Pero no solamente eso, sino aquellos vehículos particulares de agentes de la misma corporación de Seguridad Pública, tampoco los usan puesto a que, confiados a pertenecer a una institución de tránsito y policía, todos se conocen se ayudan entre sí.

Aparte de ayudarse entre ellos, ahí de pasadita también los funcionarios de las diferentes cabeceras municipales con su actitud prepotente hacen que los agentes de tránsito se hagan de la vista gorda.

Tampoco es nuevo la justificación de los alcaldes, cuando este tipo de irregularidades salen a luz pública para declarar con una mano en la cintura “yo desconocía el porcentaje de unidades oficiales a las que les faltan las láminas. No me habían informado de eso”.

Ante una respuesta de desconocimiento, es valido otorgar el beneficio de la duda. Aunque solo demuestran que esos ediles, no están enterados de lo que sucede en su propia ciudad.

Pero no es culpa de esos funcionarios que ostentan llamarse alcaldes o alcaldes electos su falta de información, sino que todo el personal incluyendo aquellos llamados de “confianza”, hacen lo que se les pegue la gana.

La apatía, desinterés, abandono o “valemadrismo”, de las autoridades sobre este tema está a simple vista; porque cada vez es más común observar todo tipo de vehículos sin placa alguna, otros con una laminan delantera o atrás para solo pagar un solo derecho vehicular, pero lo aprovechan dos unidades.

Se puede observar con facilidad que la falta de uso de placas en los carros, camionetas, motocicletas, pero es de cualquier gama, es decir, desde aquellos denominados “chocolates”; modelos de cualquier año e incluso cada vez se observan más de modelos recientes y hasta vehículos de lujo que no usan placas.

Recuerdo aquellos años cuando la ciudadanía quienes tenían o tienen un vehículo, sin importar si es nuevo o usado, eran detenidos de manera inmediata para hacer su respectiva revisión y en caso de no contar no solo con la papelería correspondiente, sino las láminas de su vehículo no solo eran multados; sino el auto o camioneta, dependiendo de la unidad motriz, eran decomisadas hasta no en tanto hicieran su respectivo pago de laminado, así como su tenencia, cuando se cobraban este impuesto.

Algo que se está poniendo de moda, y ante este panorama es solamente una atenta invitación para que  el resto de los coahuilenses, puedan andar sin placas o bien con laminados vencidos de hace dos o más sexenios atrás, porque no pasa nada ahí siguen circulando.

No voy a negar que en cuanto a tema de seguridad delictiva Coahuila, se encuentra entre los primeros lugares del país, pero en cuanto a la seguridad vial, honestamente me siento más inseguro porque la gente sabe que el parque vehicular de la policía de tránsito no se ve a la vista en las principales calles y avenidas, así como en algunos municipios de la Entidad, así como lo he podido constatar.

Una inseguridad para quienes sí cumplimos con toda la documentación necesaria de nuestros vehículos, y laminado porque para quienes andan irregulares puede cometer una infracción, como es tan común el pasarse el rojo de los semáforos, o cualquier otro tipo de señalización, pero en caso de un accidente vial un vehículo sin placas es fácil que se de a la fuga y no se haga responsable de los daños particulares, así como también daños municipales.

Y cuántas veces han sido captados por particulares y exhibidos en las redes sociales estos accidentes viales y aun así hay veces que la misma pasividad de las autoridades dejan pasar los días esperando que la gente se olvide de los hechos.

No será ni la primera, como tampoco la última en que en nuestro país se observa este tipo de irregularidades. No solamente a mí me queda muy claro el mensaje que están dejando los agentes de tránsito, sino también para algunos otros, y es que se puede circular en tu vehículo sin documentación, sin placas, sin que funciones las luces delantera o traseras, sin que pase nada porque esa es la realidad.

Entonces para qué me preocupo o me desgasto por tener mi vehículo en regla si a los demás nos les hacen nada, o para que gasto mi dinero en pagar laminado si bien me puede funcionar aquellos que usan de Onappafa, o cualquier similar y hasta me sale más barato. Y aunque no lo crean he visto Mercedes, Audi, BMW, Land Rover, Lincoln, entre otros sin placas y no pasa nada. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org