México sigue siendo un país en donde domina la religión católica, lo cual viene de la mano con un gran número celebraciones a lo largo del año. Esta vez a la par que se celebra el día Nacional del Maíz, también celebramos el día de San Miguel Arcángel, que a su vez marca el inicio del festejo a los muertos.

29 de septiembre, primera ofrenda.

En miles de hogares mexicanos el inicio de la celebración comienza al “copalear” la casa. posteriormente se realiza una serie de oraciones para solicitar a dios que se le de el permiso a los muertos para bajar a su fiesta.

Ofrenda a San Miguel Arcángel
Ofrenda a San Miguel Arcángel

18 de Octubre, segunda ofrenda.

Posteriormente, las tradiciones dictan que la segunda ofrenda se realiza el 18 de octubre, cuando es día de San Lucas, y dónde se ruega que se dé permiso de bajar a quienes murieron en desgracia, con violencia, traicionados o que hubieran cometido alguna falta.

San Lucas
San Lucas

28 de Octubre, tercera ofrenda.

Días después, en el marco de la celebración del día de San Judas Tadeo (28 de Octubre), comienza la compra de veladoras para hacer la ofrenda al “santo de los milagros difíciles“. dicha ofrenda se monta en el altar a este santo.

Celebración del Día de San judas Tadeo
Celebración del Día de San judas Tadeo

Inicio de la celebración los muertos.

Finalmente llega el 30 de octubre, cuando se prepara todo para la celebración que está en las vísperas de iniciar con el levantamiento de los altares. porque las ofrendas se colocan un día después o sea el 31 de octubre.

En este punto, cabe resaltar que el 31 de octubre inicia la celebración con las ofrendas dispuestas para los niños y angelitos, dónde una vez puesto el altar, se hace el camino de pétalos de flor de cempasúchil para recibir a los niños y niñas difuntas.

Continuando con las costumbres, es el 1 de noviembre es el día de Todos Santos, porque los niños y niñas han muerto sin pecado y se considera que son santos. Por último, el día 2 de noviembre es el día de los fieles difuntos, es la celebración grande en general, en el altar se coloca todo lo que en vida le gustaba al muerto, son diversas ofrendas las que se colocan.