Una Corte federal estadounidense avaló que las once empresas fabricantes de armas que fueron demandadas por el gobierno mexicano por negligencia puedan presentar sus alegatos de defensa en conjunto.

El juez Dennis Saylor, de la Corte Federal del Distrito de Massachusetts, respondió de manera positiva a la solicitud planteada por los abogados de las compañías de fabricación y distribución de armamento y municiones, tras señalar que las acciones en conjunto son “la forma más eficiente” de resolver este asunto judicial.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador interpuso una demanda civil contra estas compañías por promover prácticas comerciales, “negligentes e ilícitas”, que facilitan el tráfico ilegal de armamento y alimentan la violencia en el país latinoamericano.

La fecha límite para responder a la demanda interpuesta por el gobierno mexicano es el próximo 22 de noviembre. Se espera que las compañías presenten sus defensas legales antes del plazo referido.

Las once empresas señaladas en la demanda civil son: Smith & Wesson Brands, Inc.; Barrett Firearms Manufacturing, Inc.; Beretta U.S.A. Corp.; Beretta Holding S.P.A.; Century International Arms Inc.; Colt’s Manufacturing Company LLC.; Glock, Inc.; Glock GES.M.B.H.; Sturm, Ruger & Co., Inc.; Witmer Public Safety Group, Inc.; y D/B/A Interstate Arms.